jueves, 16 de julio de 2015

FINANZAS EN PAREJA


LAS MEJORES FORMAS DE LLEVAR LAS FINANZAS EN PAREJA

Revisa estos seis 6 secretos conocidos como las mejores formas de llevar las finanzas en pareja

Ya sabes que atrás quedaron los días en que una pareja mezclaba todo su dinero al momento de casarse. Hoy no es sólo el esposo el que controla el destino financiero de la familia.
Hoy en día son cada vez más las mujeres que están “llevando el alimento” a la casa, viviendo solas y manteniendo su nivel de vida.
Pero qué hacer cuando dos personas independientes (financieramente) se van a vivir juntos, ya sea como pareja o como matrimonio.
No existe “una única” respuesta correcta, para llevar las finanzas en pareja, y que el camino que escojas depende del tipo de “asociación” que tengas (o quieras tener) con tu ser amado.
Pero si quieres saber como lleva el dinero las parejas exitosas, te dejo este listado con las mejores formas de llevar las finanzas en pareja, escoge el que a ti más te acomode.
Si tienes uno modelo que te funcione mejor, envíamelo y lo publicaré:
Las mejores formas de llevar las finanzas en pareja

1. Todos somos iguales

¿Como es?: Cada integrante de la pareja administra sus finanzas por separado, pero ambos mantienen una cuenta en conjunto. Ambas personas aportan el mismo monto en dinero a la cuenta.
¿Para quién es bueno?: Parejas en las que ambos integrantes están en la misma posición financiera respecto a ingresos/deudas, especialmente aquellos que aún no están casados o no han conversado seriamente sobre el matrimonio.
Un ejemplo: Una pareja que desea buscar un lugar para vivir en conjunto (o ya están viviendo juntos) pero aún no existen planes serios de matrimonio.
¿Cómo hacer esto?: Asignen (o creen) una cuenta para realizar los pagos de arriendo/renta, boletas, supermercado y otros gastos, luego de esto cada uno deposita mes a mes igual monto en esa cuenta.
La pareja debe aprender a tener (y mantener) dinero en conjunto al cual ambos tendrán acceso.
¡IMPORTANTE! “Debes confiar en que la otra persona estará usando el dinero con buena fe y de una forma bien intencionada.”
Las personas que viven juntas o planean vivir juntas deben estar seguras de su decisión, por las implicancias que podría tener un quiebre en el futuro (Ej. uno debe salir del inmueble).
Previo a irte a vivir con alguien plantea estas dos preguntas:
  • ¿Cómo se administrarán las finanzas en caso de que uno de los miembros de la pareja quede sin trabajo?
  • ¿Qué va a pasar con los ahorros de emergencia de cada uno en este caso?

2. Cada uno aporta de acuerdo a su sueldo

¿Cómo es?: Similar al punto anterior, con la excepción de que cada miembro contribuye un porcentaje de sus ingresos a una cuenta conjunta (el fondo común les debe alcanzar).
¿Para quién es bueno?: Este método es bueno para parejas que poseen ingresos distintos, especialmente cuando uno de los dos gana mucho más que el otro.
Un ejemplo: Uno de los integrantes de la pareja tiene un prospero negocio y gana significativamente más que el otro (que podría ser un trabajador dependiente).
¿Cómo hacer esto?: Abrir una cuenta en conjunto donde cada uno de los miembros de la pareja aporta un porcentaje de su sueldo para los gastos esenciales idealmente bajo el 50% del ingreso/sueldo de cada persona.
Una buena cifra podría ser aportar el 45% de sus ingresos para compartir un fondo común. Posterior a esto ambos deben decidir cuánto del fondo común se gastará en pago de créditos y otros gastos conjuntos.

3. Yo me encargo de todo

¿Cómo es?: Un miembro de la pareja cubre todos los gastos.
¿Para quien es bueno? : Idealmente (aunque no es excluyente) para matrimonios que están en alguna de estas situaciones:
  1. Uno de los miembros de la pareja tiene más tiempo que el otro
  2. Uno de los miembros de la pareja está estudiando
  3. Alguien se queda en casa con los hijos
  4. Uno de los miembros de la pareja no tiene ingresos por sueldo
Un ejemplo: Supongamos una pareja con varios años de estar juntos. Uno de los miembros fue aceptado en una escuela de post grado a tiempo completo y comienza a estudiar el próximo año.
El punto es que esa persona deberá obligatoriamente dejar su trabajo actual. Los principales puntos de interés para la pareja en este caso son que:
  1. Deberán adaptarse para vivir con un solo ingreso
  2. La persona que no está trabajando deberá recortar sus gastos/deudas lo más rápido posible
  3. Si la pareja aún no está casada debe discutir la posibilidad de hacerlo o formalizar legalmente la relación
¿Cómo hacer esto?: Si tienes la suerte de que el sueldo más alto de la pareja puede mantenerlos a ambos, entonces esa persona puede tomar todos los gastos de la casa, pero antes de hacer esto, recomendamos tener una conversación sobre lo que pasará si la relación se termina.
Discutir este tema es sumamente importante, para evitar conflictos por dinero en la pareja.

4. Cada uno paga sus cuentas

¿Cómo es?: Cada persona se hace responsable de algunas cuentas y las paga. Este camino no necesariamente tiene que ser por un monto igual.
¿Para quién es bueno? : Parejas que ganan sueldos distintos, especialmente cuando no están casados, o uno de ellos está pagando un crédito. Perfecto para parejas que aún no quieren mezclar las finanzas completamente.
Un ejemplo: Una pareja en la que uno de los dos invita al otro a vivir a su casa. El dueño de casa paga la hipoteca y los gastos de vivienda mientras que el “invitado” paga los costos de alimentación.
¿Cómo hacer esto?: Cada persona paga las cuentas que considera apropiadas. Nosotros no recomendamos que el invitado que ayude a pagar la hipoteca/dividendo de otra persona.
Lo más importante para esta pareja es que conversen acerca de estos temas y la forma en que ambos llevarán este plan de trabajo financiero.

5. Lo que era mío, ahora es nuestro

¿Cómo es?: Mezclar las finanzas completamente.
¿Para quién es bueno?: Parejas que llegan al matrimonio sin activos personales altamente significativos.
Un ejemplo: Una pareja de jóvenes que recién egresó de la universidad y dentro de pocos meses se casará. Ninguno de ellos posee muchos activos ni deudas.
¿Cómo hacer esto?: En este caso existe más de una opción:
  1. Tener una cuenta en conjunto donde cada uno deposite su sueldo. Desde esta cuenta ahora pagarán sus cuentas y sacarán sus ahorros;
  2. Tener una cuenta juntos para los gastos compartidos y las metas de ahorro, además una cuenta separada para cada uno de ellos, con “dinero para diversiones”, de la cual puedan gastar en cualquier cosa que ellos quieran.
Si alguien de la pareja tiene deudas por pagar, decidan juntos como lo harán para pagarlas rápidamente y comenzar a ahorrar dinero para los objetivos financieros mensualmente.
Tengan reuniones mes a mes y conversen acerca de sus gastos y sus progresos respecto a sus objetivos financieros.

6. Actuar como si sólo existiera un ingreso

¿Cómo es?: Aun cuando ambos miembros de la pareja están trabajando, viven con un sueldo y ahorran todo el resto.
¿Para quien es bueno?: Parejas que tienen un sueldo desigual o parejas que están planificando vivir en el futuro con un solo ingreso.
Un ejemplo: Tenemos como ejemplo una pareja que lleva un año de casados. Ellos aun no tienen hijos, sin embargo han discutido la posibilidad de que uno de ellos esté en casa con los niños cuando esto ocurra.
Hoy ella tiene un sueldo seguro y él, tiene un sueldo variable producto de que es independiente. Ninguno de ellos tiene deudas a largo plazo, pero no tienen un fondo de emergencia tan grande como les gustaría y quieren ahorrar para comprar una casa.
¿Cómo hacer esto?: Fijar un presupuesto de acuerdo a los ingresos de uno de los miembros de la pareja.
Esto significa limitar los gastos esenciales como arriendo, gastos básicos y alimentos a menos de un 50% del sueldo de la persona que fue escogida para “mantener la casa”.
Usar un sueldo para todo, desde la elección de su estilo de vida, pasando por el número de comidas fuera, eligiendo las prioridades para pagar las deudas y ahorrar para la jubilación.
Luego de esto envíen todo el sueldo del otro miembro de la pareja, directo a una cuenta de ahorro.
En nuestra opinión ésta es una de las mejores cosas que puede hacer una pareja con sus finanzas.
Algunas veces, no es posible vivir con un solo sueldo desde el principio del matrimonio, pero es una gran fuente de motivación ver y trabajar para llegar a este punto.
Recuerda: No existe “una única” respuesta correcta, para manejar las finanzas con tu pareja, y que el camino que escojas dependerá del tipo de “asociación” que tengas (o quieras tener) con él / ella.
Si te pone los nervios de punta el hecho de tener que combinar las finanzas con tu pareja, envíanos tus dudas y te apoyaremos en el proceso.



Fuente : http://www.yopresupuesto.com/